Consejos para sacar las mejores fotos para tu anuncio

El refranero español, que es muy sabio, dice que una imagen vale más que mil palabras… Así que nosotros vamos a darte 5 consejos para que los productos de tu boda salgan guapos en la foto.

Iluminación

Nunca nos cansaremos de repetir que la mejor luz que existe es la luz natural.

Así que, ya que tienes a tu disposición, y de forma gratuita, este estupendo recurso… ¡Utilízalo!

Busca un lugar bañado por la luz natural de forma directa. Puede ser cerca de una ventana, una puerta, en una terraza, en un patio o en el parque de al lado de tu casa.

Las fotos bien iluminadas muestran mejor los productos y generan más confianza que las que no lo están.

Vestido invitada sobre fondo blanco

Escenario elegido para sacar la foto de tu producto

No te asustes: no es necesario que tengas un estudio de fotografía en casa. Nos referimos a crear un espacio mínimamente adecuado a tus necesidades.

Ahora que ya has encontrado tu sitio soleado, asólalo. Aparta todo lo que pueda estorbar (mejor… apártalo todo). Es muy importante que la zona quede lo más limpia y ordenada posible. Las fotos con un entorno recogido generan mucho más interés y son más efectivas que las que no cuidan este aspecto.

Vestido Georgia Pronovias colgado en ventana

Fondo de la imagen

Cualquier producto que fotografíes destacará más sobre un fondo neutro.

No nos vamos a poner exigentes con que utilices un fondo blanco puro como dictan los cánones, pero sí te aconsejamos que busques o crees una “pared” que delimite el espacio y resalte el objeto que fotografías.

El motivo es muy sencillo: si la atención está puesta en el fondo, no está puesta en el producto.

Como es lógico, si hablamos de que el producto llame la atención, el fondo debe ser de un color distinto; es decir, no fotografíes blanco sobre blanco ni negro sobre negro.

Las fotos que utilizan fondos neutros llaman más la atención y la dirigen hacia lo importante: el objeto de deseo.

Foto encuadrada de zapatos de terciopelo

El objeto es el protagonista de la foto

Es fundamental que el objeto que vendes sea el protagonista indiscutible de las instantáneas, por tanto, aunque sea muy tentador colocar un montón de cosas chulas a su alrededor… controla tus impulsos 😉

No muestres otros productos que no están a la venta. No generes falsas expectativas ni confusión en los compradores.

Mima ese producto que fue importante en tu boda (o en la de alguien querido) y busca su lado bueno. Si tú te haces trece selfies hasta que miras a la cámara (o haces como que no), tienes la sonrisa exacta, el flequillo razonablemente bien colocado (¿hay alguien en el mundo que tenga el pelo perfecto?) y la postura adecuada… ¿Por qué tomar solo un par de fotos sosas, desde el mismo ángulo, de esos gemelos que vas a vender?

¡No seas tacaño, que no vas a tener que revelar las fotos! Dedica el tiempo necesario a probar distintas perspectivas y comprueba que tomas son más favorecedoras.

Foto cartel madera Bride and Groom

Enfoque y aire

Utiliza el sentido común: quieres vender un producto; para eso necesitas que se vea en todo su esplendor. Es imprescindible que el protagonista de la foto esté perfectamente enfocado y ocupe la mayor parte del espacio de ésta.

Por otro lado, no existe ningún motivo por el que tengas que estrangular a tus productos. Ninguno. Así que, por favor, acuérdate de que en el cole te enseñaron a guardar márgenes al escribir y haz lo mismo. Dale aire a la foto.

Asegúrate de que el producto se vea en su totalidad y concédele suficiente espacio alrededor para que respire.

Cuanto más armónica sea la foto, más equilibrada estará y mejor impresión generará en los compradores.

Foto de pizarra ya viene la novia

Ahora solo queda poner en práctica estos consejos, hacer unas fotos de las que te sientas orgulloso… ¡Y que tus productos vivan nuevas aventuras!