Cómo vender tus productos de boda de forma efectiva

¿Miras a tu alrededor y piensas que tienes que reciclar, hacer limpieza, quitar de ahí de tu vestido de novia… pero no quieres tirar nada porque te da pena?

¿Estás cansado de visitar tu trastero y ver acumulando polvo un montón de cosas que ya no vas a utilizar tras tu boda?

Ha llegado el momento de que hagas algo con tu vida. O por lo menos, con los  “por si acaso” que no van a suceder.

Sigue nuestros consejos de vendedor aplicado para dar salida a todos esos productos de boda antes de que te arrepientas y vuelvan al limbo.

Además de ahorrar parte de la inversión que hiciste en tu celebración, ¡ayudarás a otros novios a adquirir productos de segunda mano y le echarás una mano al planeta reduciendo la contaminación!

Hay tres conceptos básicos que debes tener en cuenta a la hora de publicar tu anuncio:

Las fotografías de tus productos de boda de segunda mano

Ya has seleccionado todo lo que quieres vender.

Genial.

¡Enséñaselo al mundo!

Piensa que tus fotos van a ser tu escaparate, y que cuanto mejor aspecto tengan, más posibilidades hay de que otros se fijen en ellas.

Te aconsejamos que utilices siempre, para tus instantáneas, toda la luz natural que sea posible. Una puerta, una ventana, la terraza… ¡lo que sea! Es preferible que tus vecinos te tomen por loc@ por hacer fotos a tus cosas en el jardín (o en mitad de la calle) a que subas una foto oscura o en la que no se aprecien bien las características de tu producto.

Busca un fondo neutro. Así de simple. Una pared, un suelo, una cartulina o una tela mona… pero que sirva para DESTACAR lo que quieres vender. No querrás tener millones de mensajes preguntándote por ese pañuelo de flamencos tan mono que aparece en tu anuncio y que, por supuesto, no está en venta. Te damos un truquito: si dudas de si está claro qué es lo que vendes, es que no lo está.

Esto nos lleva a otro punto importante: el producto es el protagonista. Seguro que puedes hacer unos bodegones preciosos con dos o tres cosas que tengas a mano, pero éste no es el momento de demostrarlo. Enseñar otros productos junto a lo que quieres vender puede generar confusión en los compradores.

Si quieres saber más sobre este tema, te aconsejamos que visites nuestros consejos para sacar las mejores fotos para tu anuncio.

Vestido Georgia Pronovias colgado en ventana

La descripción de tus productos: ¡lo más detallada posible!

Hay una serie de datos que debes ofrecer a los compradores.

¿Qué es lo que estás vendiendo?

Describe el producto de forma general, explica su composición o materiales en los que está realizado, su tamaño (piensa que en la ropa la talla es orientativa, puesto lo que para unos fabricantes es una 38, para otros es una 42… Si quieres más información sobre esto, visita nuestros consejos para tomar las medidas de tu producto). Y añade cualquier información que creas que puede ser relevante.

Etiqueta con detalles del lavado de una prenda.

Por supuesto debes incluir el estado en el que se encuentra el objeto, y como a nadie le gusta que le engañen, tampoco lo hagas tú. Si tu producto está sin estrenar, dilo. Si lo has usado una vez, también. Para prendas de ropa te aconsejamos que, si lo has llevado a la tintorería, informes en la descripción, y si conservas el ticket de la limpieza, lo incluyas también.

Finalmente… Hablemos de dinero.

El precio…

¡No seas avaricioso! Tienes que tener en cuenta que estás poniendo a la venta productos de los que te quieres deshacer porque no los vas a volver a usar; así que el precio no debe ser muy elevado.

Billetes de 10 y 20 euros.

Si el importe que fijas es muy similar al de venta en tienda, lo normal es que no despierte mucho interés… Salvo que sea un producto de colección, muy exclusivo o que esté agotadísimo en cualquier establecimiento. Si éste no es tu caso, lo recomendable es aplicar un descuento de entre el 30 y el 40%; de esta forma sigues teniendo margen por si fuese necesario rebajar el precio.

En cualquier caso, si no recuerdas cuánto te costó, no se te da muy bien hacer estimaciones o quieres saber qué precios ponen otros vendedores, siempre puedes echar un ojo a la venta de productos de segunda mano para establecer un precio competitivo.

Una vez que estés satisfecho con el resultado… ¡Publica tu anuncio y espera a que te lluevan las ofertas!

Eso sí, cuando tengas que efectuar el envío, no dudes en consultar nuestros mejores consejos para preparar el paquete para tu envío.

Buena suerte 🙂